“La cal representa, por antonomasia, el oficio y el arte en la edificación”

Foro Italiano della Calce

En la arquitectura, podemos encontrar cal en diferentes formatos:

La cal en pasta es un conglomerante realizado mediante cal viva apagada con más agua de la necesaria. Ésta puede aplicarse sola, es decir, como lechada, o bien ser mezclada con áridos para la confección de morteros.

Los morteros son aquellos conglomerantes compuestos por uno o varios aglomerantes (cal, cemento, yeso…), áridos que le confieren resistencia y agua. Pueden ser aplicados en fresco para diferentes usos, o bien ser amoldados para la confección de ladrillos denominados silico-calcáreos.

En los siguientes apartados nos centraremos en los morteros, los tipos, y sus posibles usos, entre los que cabe destacar los usos en albañilería, en los que comentaremos el uso del mortero fresco y las propiedades de los ladrillos silico-calcáreos y, por otro lado, la confección de revestimientos, en los que suelen emplearse los otros formatos aquí expuestos para los trabajos de acabado. Por ello, se detallarán los conocimientos y aplicaciones de las pastas, lechadas y el agua de cal en los apartados que correspondan.